• Idioma

    ¿Qué beneficios tiene volar con SAF?

    Con SAF podemos seguir volando, mientras reducimos nuestro impacto medioambiental.

    Reduce las emisiones hasta un 90%

    Por su origen orgánico, genera un nivel de emisiones netas significativamente inferior al de los combustibles fósiles, durante todo el ciclo de vida.

    Impulsa la economía circular

    Se produce a partir de residuos orgánicos, como como aceites usados de cocina, deshechos agrícolas o ganaderos.

    Acelera la transición energética

    Se puede implementar inmediatamente, y es igual de seguro que los combustibles fósiles tradicionales.

    Resuelve tus dudas sobre SAF

    Damos respuesta a todas tus preguntas sobre el Combustible Sostenible para la Aviación.

    ¿Qué es SAF?


    SAF son las siglas en inglés de Combustible Sostenible para la Aviación, un nuevo combustible que se produce a partir de residuos como aceite de cocina usado o grasa animal, que reduce las emisiones de CO2 un 90% durante todo el ciclo de vida en comparación con los combustibles fósiles tradicionales. 

    ¿Cómo se produce SAF?


    SAF se produce a partir de desechos y residuos tratados previamente para eliminar impurezas. Estos materiales se refinan a través de un proceso llamado hidrodesoxigenación, que elimina el oxígeno, el azufre y el nitrógeno procedente de estas materias primas renovables.

    ¿Cómo reduce SAF el impacto ambiental?


    Volar con SAF reduce las emisiones de CO2 un 90% durante todo el ciclo de vida en comparación el combustible fósil, disminuye el impacto medioambiental de los vuelos e impulsa la economía circular.

    ¿Cómo puedo volar con SAF?


    El combustible SAF es apto para los motores actuales de las aeronaves y las infraestructuras aeroportuarias, por lo que no requiere inversiones adicionales.

    ¿Qué aerolíneas utilizan actualmente Cepsa SAF?


    Actualmente tenemos alianzas con Iberia, Binter, Vueling, Air Nostrum, TUI, Volotea, Wizz Air y Ethiad para acelerar la descarbonización del transporte aéreo mediante la investigación y producción de SAF y lograr que el sector de la aviación tenga cero emisiones netas en 2050. Nuestras alianzas también contemplan el desarrollo de nuevas alternativas energéticas, como el hidrógeno renovable y la electrificación para las flotas terrestres de las aerolíneas.